viernes, 4 de noviembre de 2016

chistes de enfermeras locas


Leche

Un lechero vasco que se está muriendo en el hospital reúne a sus dos hijos, su hija y su esposa y, rodeado por todos ellos y su enfermera, les reparte su herencia.
Dice a su hijo mayor:
- A ti, Pedro, te dejo las casas del Norte.
- A ti, hijita, te dejo todos los apartamentos de la zona Sur.
- A ti, Carlitos, por ser mi hijo menor, con un gran porvenir, te dejo las oficinas del Centro.
- Y a ti, mi querida esposa, el edificio del Barrio las Cumbres, al Oeste de la ciudad.
La enfermera, impresionada, le dice a la esposa:
-Señora, su esposo es muy rico; les está dejando muchas propiedades.
Y la esposa, sin perder el tiempo le responde:
- ¡Qué rico ni qué ni nada! ¡Esas son las rutas por donde reparte la leche... !

El empujon

Una enfermera está empujando una camilla. El paciente esta pálido, con cara de pánico total, y le pregunta llorando a la enfermera:
- Por favor, ¿me podría llevar a urgencias?
- Ya le he dicho antes que no. Si el doctor dice que a la morgue, es a la morgue.

el loco

En un manicomio, una de las enfermeras ve a un paciente escribiendo.
- Hola Pepe, que haces ?
- Estoy escribiendo una carta.
- Y a quien se la vas a mandar ?
- A mi mismo.
La enfermera siguiendo el juego comenta:
- Aja, ya veo... y dime, qué te cuentas ?
Ante esta pregunta responde el loco extrañado:
- ¿cómo quiere que lo sepa? Si todavía no la he recibido!

enfermera gangosa


En un hospital hay una enfermera GANGOSA y dice:
-Famidiades ded señod fednandez, se des infodma que ed señod que a muedto...
Se acerca la esposa y le dice:
-NO ME JODA!!!
Y le responde la enfermera:
- No mejoda no, ni mejodada ¡¡SE MUDIO!!