lunes, 8 de agosto de 2016

mis chistes gallegos


¿Sabes qué hace una baldosa en la mesa de luz de un gallego?

- ¡Es el retrato de su padre!
..............................................................

¿Cuántos gallegos se necesitan para hundir un submarino?
- Dos, uno que golpee de afuera y otro que abra la escotilla.

........................................
¿Qué significa una lata flotando en el océano?
- Que un gallego vende un submarino.
....................................

¿ SERÁ MANOLO...? 

Manolo muere en un incendio, y su cuerpo queda casi irreconocible. 

Para reconocerlo en la morgue, convocan a sus dos mejores amigos: 

Pacorro y Venancio. 

El enfermero les muestra el cuerpo, y al rato de mirarlo, los hombres dicen: 

- Mira, pues, por la cara podría ser el Manolo, pero por el resto... hmmmm... 

El enfermero pregunta: 

-¿Qué me quieren decir con "el resto" ? 

Y Venancio y el Pacorro, luego de dudar un instante, dicen casi al unísono: 

- Que el Manolo Tenía dos enormes testículos ... 

- ¿¿Y cómo sabeis eso ?? ¿ Se los vieron alguna vez ?

Y Venancio, rápidamente contesta:

- Bueno, nosotros no se los vimos, pero la gente lo sabía. Aparentemente
era de conocimiento público. 

Vuelve a preguntar el enfermero: - ¿Y cómo saben que la gente lo sabía?.

- Bueno, es que cada vez que llegábamos los tres a un lugar, la gente decía: 

- ¡¡ Ahí viene el Manolo... 

CON ESE PAR DE HUEVONES !!
....................................................
AGENDA DE TELÉFONO.
¿Por qué los gallegos usan solamente la letra 'T' en sus agendas de teléfono?
Teléfono de Antonio, Teléfono de Joaquín, Teléfono de Manuel, etc. 

ZAPATOS NUEVOS.
Pepe el gallego fue el martes a la zapatería Después de probarse unos cuantos pares, eligió unos italianos, muy elegantes.. 
Al entregárselos, el empleado le advirtió: - Señor, este tipo de zapato suele apretar bastante en los primeros cinco días.
- No hay problema -respondió Pepe- no los voy a usar hasta el domingo... 

LA FUGA
50 gallegos presos en un barco-prisión se ahogaron.... Habían perforado un túnel para fugarse!!. 

El Abuelo gallego. 
¿Así que tu abuelo murió en la consulta del médico? 
¿Y el médico qué le dijo antes de morir?
Le dijo: - Cuente conmigo, señor: cinco, cuatro, tres, dos, uno, cero...' 

La viuda gallega. 
Se muere el marido de una gallega y se acerca un amigo a la viuda: 
- Lo siento.
- No, déjalo mejor acostado...

Gallego sabelotodo.

El vecino del gallego le dice:

- '¿Ya viste a esas dos muchachas tan guapas que ocuparon el departamento de al lado? Son lesbianas!!'.

- '¡Qué lesbianas ni qué lesbias! –replica el gallego.

– Son francesas! Pero ni trates de hacer algo con ninguna de ellas, porque son novias entre sí!!


Los pollos del gallego. 
Dos gallegos se encuentran en un camino. Uno de ellos llevaba una bolsa al hombro.
- ¿Qué tienes en la bolsa? -dice uno.
- Pollos -responde el otro.
- Si acierto cuántos llevas, ¿puedo quedarme con uno? 
- Si aciertas, puedes quedarte con los dos.
- Bueno, pues... ¡Cinco! 

Divorcio gallego. 
Una pareja gallega está preparando el divorcio, y dice ella:
- 'Yo me quedo con el nene, Manolo...'-. 
- '¡Joder! ¿Y eso por qué?'-.
- 'Pues porque es mío, no tuyo...'- dice ella.
- '¡Pero si tampoco es tuyo!'- contesta el gallego. 
- '¡Cómo que no!? ¿Y quién lo parió?'- pregunta ella.
- 'No sé... ¿Tú te acuerdas el día que nació, estando en la maternidad, que se ensució y me dijiste que lo cambiara?'-. 
- 'Sí...'-.
- 'Pues.. ¡Lo cambié!'-. 

Gallego atropellado. 
A un gallego lo atropella un autobús, y toda la gente se aglomera alrededor de él. El gallego, delirando, dice: 
- '¡Inclínenme, inclínenme!'- 
Y la gente lo inclinaba, pero el gallego seguía gritando:
- '¡Inclínenme, inclínenme!'- 
La gente ya no sabía cómo ponerlo, y el gallego dice:
- 'Si no hay una clínica, hospitalícenme. 

El pingüino del gallego.
Se encuentran Venancio y Manolo, pero éste último llevaba un pingüino de la mano, y Venancio le pregunta: 
- 'Oye, Manolo, ¿pero qué haces con ese pingüino?'-..
- 'Pues na, que me lo he encontrao, y no sé qué hacer con él'-. 
- 'Si serás bruto, Manolo, ¿por qué no lo has llevao al zoológico?'-.
- 'Hombre, pues qué buena idea. Hoy mismo lo llevo al zoológico...' 
Al día siguiente se vuelven a encontrar, pero Manolo sigue con el pingüino, por lo que Venancio, extrañado, le pregunta:
- '¿Qué ha pasado contigo, Manolo, no habías dicho que llevarías al pingüino al zoológico?'-.
- 'Hombre, pues lo he llevao, y nos hemos divertido tanto, que hoy nos vamos al circo...'-.

El galleguito.

Murió el gato del galleguito. Su mamá lo consolaba:

- 'No llores, hijito. El Michi ya está en el Cielo, con Diosito'.

Y el galleguito le pregunta entre sus lágrimas:

- '¿Y qué chingaos va a hacer Diosito con un gato muerto?'...


Y el mejor: 

CALDO GALLEGO 

Entra un señor a una tienda y pregunta al dependiente: 
- ¿En qué pasillo encuentro latas de Caldo Gallego? 
El empleado se le queda viendo y le pregunta: 
- ¿Es usted Gallego? 
El tipo visiblemente molesto le responde: 
- Pues efectivamente, sí soy Gallego. Pero dime una cosa, ¿si te hubiera preguntado por pasta Italiana, me habrías preguntado si soy Italiano?, o ¿si tu hubiera preguntado por salchichas Alemanas, me habrías preguntado si soy Alemán?, o ¿si te hubiera preguntado por un hot-dog kosher, ¿qué? tengo que ser Judío?. O si te pregunto por tacos Mexicanos, ¿me habrías preguntado si soy Mexicano? ¿lo habrías preguntado acaso? 
El empleado responde: 
- ¡No, pues....la verdad no! 
¿Y que tal si te pido un whiskey Escocés, me habrías preguntado si soy escocés? 
- Pues no, seguramente no. 
Terriblemente indignado el tipo le grita: 
- ¡Pues ahora dime pedazo de imbécil! ¿por qué carajos si te pido Caldo Gallego, me tienes que preguntar si soy Gallego? 
El empleado responde: 
- Porque está usted en Office Depot!!!